Despacho Norteamérica

Nuestra práctica en Norteamérica se ha establecido para satisfacer las necesidades de las empresas norteamericanas y canadienses que se incorporan al mercado holandés o que ya operan en los Países Bajos. Entendemos el negocio de nuestros clientes norteamericanos y canadienses, y respondemos a sus necesidades específicas con asesoramiento jurídico de alta calidad que es a la vez claro y práctico. Todos nuestros abogados tienen amplia experiencia en tratar con empresas norteamericanas y canadienses y han adquirido un conocimiento profundo sobre todos los elementos de los servicios jurídicos esenciales para nuestros clientes norteamericanos y canadienses. Además, todos nuestros abogados hablan inglés con fluidez y entienden las sutiles diferencias culturales entre hacer negocios en los Estados Unidos o el Canadá, según sea el caso, y los Países Bajos.